Buscar este blog

jueves, 19 de marzo de 2009

Gracias!

Es increíble como a veces los sentimientos que nos hacen sentir más solos, más aislados del resto del mundo y que nos guardamos sin compartir con nadie, son las mismas que de ser expresadas resultan unirnos con mucha más gente de la que pensamos.
En mi post anterior, hablé de la dificultad para levantarme de la cama y fue penoso para mi aceptarlo públicamente porque siempre me he sentido defectuosa, deficiente por esa fuerza para enfrentar la vida de la que a veces carezco. La respuesta a mi post fue abrumadora, ¡tantos de ustedes se sienten igual que yo! A tantos les cuesta el día a día, tantos se preguntan constantemente, tal vez obsesivamente como yo, sobre sus futuros y el lugar que ocupan en esta vida. Me dio tanta tranquilidad saberlo. Porque uno vive pensando que está completamente solo con sus demonios y sus temores y sus miedos y sus inseguridades.

Me encanta compartir con ustedes todos estos sentimientos tan intimos. Con cada comentario, me siento un poquito menos sola en este universo caótico.

¡Gracias!

2 comentarios:

  1. Ale, estás padrísima. Siéntete triste cada vez que quieras, también eso es sano, pero nunca de los nuncas olvides que en tí está contenido el mundo entero y que eres centro y origen de muuuchas cosas grandes. ¡Eres lo máximo!

    ResponderEliminar
  2. Aleeeeeee,
    amiga!!!! te felicito muchísimo!!!! de cualquier manera esto amerita al menos una llamada telefónica que te haré más tarde. Bien por ese valor!!! Te mando un abrazo fuerte y comparto tu alegría!
    Muchos besos....

    ResponderEliminar

Me encantan sus comentarios, son importantes para mi!

EL REGRESO A MI MISMA Parte 1 Una noche hace ya más de doce años, me fui de fiesta con algunos de mis amigos más reventados. Comimos...