Buscar este blog

sábado, 1 de enero de 2011

2011

Ayer me preguntaba si todos tenemos algún ritual de año nuevo, que es nuestro y que no compartimos con nadie. Supongo que para algunos parece trillado escribir en alguna parte los propósitos de año nuevo, pero creo que en el fondo todos albergamos alguna esperanza secreta para el año que sigue: tal vez algunos no quieren que acabe el año en curso porque para ellos fue un año maravilloso y no creen que se pueda repetir, para otros todo lo contrario, es el fin de algo y hay una luz al frente, un nuevo camino por delante, otros simplemente desean cambiar algo de sus vida y ven en el año nuevo una oportunidad para proponérselo... yo si tengo un pequeño ritual que he llevado a cabo desde hace muchos años. Desde muy chica mantenía un diario por año y siempre empezaba el año con un cuaderno nuevo, con una página que general mente empezaba por "Este año, voy a hacer esto o lo otro... o voy a tratar de cambiar de esta u otra forma..."

El año pasado no escribí casi en todo el año. Fue algo muy extraño para mi, porque cuando no he estado escribiendo cuentos, o guiones o este blog, como mínimo escribía en mi diario. Pero es que este año fue uno lleno de sorpresas y retos y aunque normalemente, ese sería un motivo aún más fuerte para ponerme a escribir y documentarlo de alguna forma, este año no tuve el tiempo ni la paciencia para hacerlo. Pero ahora al ver todo lo que sucedió y los cambios gigantescos que hubo en mi vida, me doy claramente cuenta del ciclo en el que vivimos todos. Como lo dice el IChing, hay momentos para contemplar y luego momentos para crear y no son simultáneos, el uno interfiere con el otro. Así que a veces cuando estamos tomando acción en nuestras vidas, tenemos que vivir en el presente y olvidar la contemplación, la remembranza, la revisión del pasado...

Ayer cerré el año contemplando este último año y medio en el que hubo tanta transformación. Me miré con dureza en el espejo y vi muchas cosas que no me agradaron del todo. Enfrenté algunos demonios que siguen acosando mi sueño, vi los errores cometidos, y vi un corazón que aún necesita liberarse de muchos resentimientos antes de poder estar completamente libre y entero.

Me he esforzado por ser una persona justa, por hacer las cosas bien y ser lo más congruente posible con mis ideologías y mi filosofía pero de alguna forma uno siempre se desvía un poco del camino, a veces mucho. Supongo que eso es parte de la vida, ir buscando ser lo más cercano a la persona que uno desea ser. Saber que se vive lo que se predica. No hacerle a los demás aquello que a uno no le gustaría que le hicieran. Cada vez que uno aprende algo nuevo, se da cuenta que hay tanto, tanto más por aprender! Cada peldaño que uno sube, nos hace ver todo lo que nos falta por delante.

Este año quiero hacer cambios internos para los cuales ya creo estar lista. Quiero dejar atrás el pasado y quiero construir mi futuro. Nunca me había puesto a pensar en la construcción de un futuro (tal vez sea la edad) y no hablo de un futuro laboral, hablo de la vejez, de llegar a edad madura rodeada de gente amada, de saber que lo que hice lo hice apasionadamente y que aunque no siempre haya hecho lo correcto, siempre haya creído, confiado, en el momento en que lo hice que era lo correcto. Quiero construir un futuro en el que ya no tenga rencores por mis enemigos, en que las cosas que me han hecho daño a lo largo del camino, sean ya solo experiencia, vivencia, y no algo que cargo sobre mis hombros y que tiñe todas mis acciones con su recuerdo. Quiero aprender a escuchar más y a hablar menos, porque la vida me ha enseñado, que no sirve de nada escucharse a si mismo y que eso nos impide echuchar a otros...

Quiero confiar en la gente que está a mi alrededor. En la gente cercana, que me quiere y a quien quiero, confiar como se confía cuando uno es niño. Porque a lo largo del camino, eso es lo primero que se pierde y eso aisla y separa. Quiero aprender a separar las diferentes áreas de mi vida para evitar la confusión emocional. Quiero volver a la vida, después de estos últimos años de "retiro" (que no niego que eran definitivamente necesarios) y sacarle todo el jugo que pueda. Quiero ver a mis amigos y disfrutar de su presencia, decir siempre lo que pienso y sobre todo, decirles siempre lo que siento por ellos. Quiero buscar construir una familia junto con el amor de mi vida y disfrutar y aprovechar el tiempo con la familia que ya tengo. Quiero darle el tiempo necesario a mis amistades, porque no pueden pasar más años sin vernos, sobre todo si vivimos en la misma ciudad.

En fin, si enumerara todas las cosas que quiero hacer y que quiero lograr este año, no acabaría nunca. Aquí solo quiero decir que agradezco estar viva y que todos los días despierto con ganas de crecer y de aprender y de querer.

Gracias por ser parte de mi vida y Feliz Año Nuevo!

1 comentario:

  1. Qué lindo propósitos !!! Creo que el principio de los procesos es la sola desición de comenzarlos. Suerte con ellos. Besos amiga!

    ResponderEliminar

Me encantan sus comentarios, son importantes para mi!

EL REGRESO A MI MISMA Parte 1 Una noche hace ya más de doce años, me fui de fiesta con algunos de mis amigos más reventados. Comimos...